Cómo escribir la conclusión de una tesis: los 6 pasos definitivos [+5 valiosos consejos]

CONCLUSIÓN DE TESIS

Ayuda a alguien más compartiendo este post 👇

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Tabla de contenido

¿Llegó el momento de redactar la conclusión de tu tesis y no sabes por dónde empezar?

La conclusión es una de las secciones más importantes de todo trabajo de investigación porque reúne todo lo aprendido y lo sintetiza en forma de descubrimientos, datos precisos y reflexiones. Por eso suele ser tan difícil.

Y es que exponer deducciones y argumentos finales para un trabajo extenso es un proceso bastante delicado. Después de todo, no querrás estropear toda tu tesis presentando información que no refleje con precisión el tema central de tu trabajo de investigación.

Pero descuida, en este post te mostraré el paso a paso que debes seguir para escribirla, y además, te compartiré mis consejos para que consigas un resultado ganador.

¿Qué es la conclusión de una tesis?

La conclusión de una tesis es el apartado final del proyecto, en el que se aglutinan los datos extraídos de la investigación y se responde la pregunta principal de la tesis. 

Es en esta sección donde consolidas los argumentos definitivos de tu trabajo de grado, explicando lo siguiente:

  • cómo llegaste a tus ideas finales,
  • de qué manera utilizaste la información que reuniste y
  • cómo esta metodología te permitió conseguir respuestas a las preguntas fundamentales de la tesis.

Esto es precisamente lo que hace que sea un trabajo tan desafiante, puesto que no es nada sencillo sintetizar decenas (o cientos) de páginas de investigación, resaltar conceptos principales y presentar argumentos sólidos que respalden todo el proceso. 

Ante semejante reto, necesitas un mapa mental claro. Tienes que saber a qué ideas quieres llegar y cuáles conceptos tendrás que presentar para poder hacerlo. 

Por fortuna, y al igual que ocurre con los artículos académicos, todas las tesis tienen elementos estructurales y puntos en común, por lo que no necesitas inventar tu propio método para redactar la conclusión de tu trabajo de investigación.

Basta con que te familiarices con los aspectos cruciales de toda conclusión y los tomes en cuenta para escribir la tuya.

Cómo escribir una conclusión de tesis paso a paso

A continuación, te explico los 6 pasos que debes seguir para escribir la conclusión de tu tesis.

Define la pregunta principal y las preguntas secundarias del trabajo

Este primer paso es meramente mental, te servirá para mantener el enfoque en lo que realmente cuenta.

Recuerda que todo el propósito de tu tesis es responder la pregunta principal o solucionar el problema central, así como dar respuesta a las preguntas secundarias que puedan ramificarse del tema.

Apúntalas en algún lugar donde puedas verlas cada vez que sientas que el proceso de redacción se dispersa.

Da respuesta a esas preguntas 

La mejor manera de empezar con la redacción de tu conclusión es responder las preguntas principales y secundarias de tu tesis.

Para ello, usa los argumentos y la información que has conseguido en tu trabajo de investigación, los cuales, además de funcionar como las respuestas de las interrogantes, representan los resultados de tu tesis.

Una vez que tengas redactadas las respuestas, podrás incluirlas donde corresponda dentro de la propia conclusión, de una manera más articulada.

Evalúa los resultados que conseguiste con tu tesis

Analiza detenidamente los resultados que has conseguido en tu tesis, cómo impactan al tema central de tu proyecto de investigación, qué beneficios traen, cómo cambian lo que se ha establecido en trabajos anteriores, etc.

Sintetiza tu trabajo

Redacta una síntesis que funcione como una visión general de todo tu trabajo de investigación.

Usa tus apuntes para ubicar las preguntas o problemas fundamentales y secundarios, preséntalos de manera concreta y resumida, e indica la metodología que seguiste, cómo abordaste la investigación, etc.

Redacta tu conclusión

Con los aspectos elementales de tu tesis ya detallados, puedes pasar a explicar los resultados que obtuviste. En este caso, también te vendrán de maravilla los apuntes que deberías haber tomado en el paso dos. 

En este paso tendrás que evaluar si tu proyecto de investigación consiguió o no responder las preguntas principales.

En el caso de que sí lo haga, tienes que explicar de manera concisa y clara cómo lo lograste. Y si no, debes evaluar y explicar las razones, además de proponer vías alternativas para hacerlo.

Realiza una proyección

Una vez que tienes tus argumentos y resultados, junto a una interpretación clara de ellos, es momento de que añadas tu proyección.

Debes analizar el tema en su totalidad y encontrar posibles usos para la información que has conseguido: nuevos estudios que ahonden más en el tema partiendo de tus resultados, y posibles aplicaciones prácticas o teóricas de la información que reúne tu tesis.

Este es también el punto en el que estudias las propias limitaciones de tu investigación. De esta forma, podrás explicar las razones por las que obtuviste determinados resultados, y cómo estos podrían variar dependiendo de las características del trabajo de investigación.

5 consejos para escribir la conclusión de una tesis

  1. Relee toda tu tesis. Esto te dará una idea muy clara de su estructura y abordaje, con lo cual, se hará más evidente el modo en que debes redactar y estructurar tu conclusión.

  2. Evita resumir el trabajo de investigación. No se trata de resumirlo todo, sino de sintetizar las preguntas o problemas, los resultados que obtuviste, cómo los conseguiste y sus posibles beneficios o usos futuros.
  3. Ten una estructura clara. La manera en que presentas la información y su jerarquía es muy importante para redactar una conclusión efectiva.

  4. No te repitas. Nadie necesita que reiteres las mismas ideas, o que digas lo mismo de otra manera. La conclusión es una sección para la interpretación sintética de todo el trabajo y sus resultados.

  5. Dibuja un mapa para toda tu conclusión. Haz un dibujo o usa una app como Miro, para crear un mapa mental con cada una de las secciones que debe tener tu conclusión, las ideas principales y el paso a paso. Te permitirá respetar la estructura de tu conclusión, lo que te facilitará el trabajo y ayudará a que sea más clara.

¡A concluir se ha dicho!

Redactar la conclusión de una tesis no es cosa sencilla, pero con estos consejos seguro será mucho más llevadero el proceso. 

¡Ánimo! Estás a poco de finalizar. Disfruta el proceso y no te estreses tanto. Esmérate en escribir una conclusión sorprendente y efectiva que deje claro cuán bueno es el trabajo que realizaste.

Es tu oportunidad para demostrar que estás haciendo un gran aporte académico y que te mereces el título como resultado de tu gran labor. 

Ahora bien, si quieres acelerar el proceso de edición para que tu tesis esté 100% libre de errores y adaptada al formato que te solicitan, déjalo en mis manos: la corrección de tesis es uno de los servicios que más disfruto y tengo 4 años de experiencia brindándolo.

Las experiencias de decenas de alumnos satisfechos lo avalan. 

Escríbeme y cuéntame los detalles para que ese día soñado en el que la entregas encuadernada llegue más pronto de lo que creíste posible. 

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.