Tipos de citas textuales que puedes usar en tus artículos y tesis

Tabla de contenido

Después de meses de haber sufrido desvelos, estrés a morir, insomnio y demás males que padecen los académicos y tesistas, el mejor momento de todos ha llegado:

El día en que envías todo “terminado” a tu asesor.

Tragas saliva despacio, esperando la maravillosa respuesta de que todo está bien y queda aprobado tu trabajo.

(Bueno fuera que eso ocurriera siempre).

Pero en el fondo sabes que no será así.

Siempre hay algo que cambiar y más aún, si tu asesor es tan malévolo y despiadado como el Duende Verde.

Que después de 10 revisiones, te envía un mensaje espantoso pidiéndote que modifiques algo que te pudo haber dicho desde la primera:

“El formato de tus citas no es correcto. Hay algunas que son textuales y no lo estás indicando. El turnitin denuncia muchos bloques como plagio”.     

                  

Lo sé. Es la pesadilla de todo estudiante que se encuentra en esa etapa y que lo único que desea es terminar la eterna y agónica lista de revisiones.

Me consta lo confuso que es a veces identificar los tipos de citas textuales y cómo debe escribirse cada una.

Y como sé lo mucho que añoras salir de eso cuanto antes, en este artículo te lo explico a detalle según las normas APA, con ejemplos.

Sé que te interesa, así que léelo con calma y hasta el final porque entender este tema te va a evitar una pila de episodios amargos.

Tipos de citas textuales o directas según las normas APA

Las citas textuales también son llamadas directas porque consisten en una reproducción literal de un fragmento escrito en otra publicación.

Suelen usarse para mencionar una definición exacta o un mensaje memorable que no deseas alterar para conservar su impacto.

En algunos casos, se prefiere hacer uso de ellas en lugar de la paráfrasis para enunciar datos duros o resultados que no se pueden presentar de otra manera.

Existen 6 tipos de citas textuales que puedes usar según las normas APA:

  • cortas o en bloque, dependiendo del número de palabras,
  • parentéticas o narrativas, según la ubicación del apellido del autor, y
  • con o sin números de página.

Citas directas cortas

Las citas textuales cortas son las de menos de 40 palabras.

Se indican con comillas antes y después del fragmento sin necesidad de añadir puntos suspensivos al principio o al final a menos que la fuente original los incluya.

Se inserta en la misma oración que la presenta, por lo que no hace falta ponerla en otro párrafo por separado.

Ejemplo:

De este modo, una educación que forme en la interculturalidad, debe ser “un conjunto de procesos pedagógicos intencionados y vivenciales, que se orienta a la formación de personas autónomas, seguras de sí mismas, con alta autoestima personal y cultural capaces de comprender la realidad desde diversas ópticas culturales” (López-Sánchez, 2015, p.15).

Citas textuales en bloque

Las citas textuales en bloque son aquellas que contienen 40 palabras o más.

A diferencia de las cortas, no llevan comillas y es necesario ponerlas en un párrafo distinto aplicando una sangría de 1.27 cm a todo el fragmento.  

Ejemplo:

López define la educación intercultural como:

Una referencia a la relación curricular que se establece entre los saberes, conocimientos y valores propios o apropiados de las sociedades indígenas y aquellos desconocidos y ajenos a la búsqueda de un diálogo y de una complementariedad permanente entre la cultura tradicional y aquella de corte occidental, en aras de la satisfacción de las necesidades de la población indígena y de contribuir a la búsqueda de mejores condiciones de vida. (2001, p. 97)

Citas directas parentéticas

Tal como su nombre lo indica, este tipo de citas es parentética porque el apellido del autor se incluye dentro del paréntesis, al final del texto citado, junto con el año y el número de página.

Ejemplo:

Citas textuales narrativas

La única diferencia entre este tipo de citas textuales y las parentéticas es que estas mencionan el apellido del autor dentro de la oración que presenta el texto citado sin incluirlo dentro del paréntesis.

Ejemplo:

Por su parte, Aguado plantea que la educación intercultural es:

Un enfoque educativo basado en el respeto y apreciación de la diversidad cultural. Se dirige a todos y cada uno de los miembros de la sociedad en su conjunto, propone un modelo integrado de actuación que afecta a todas las dimensiones del proceso educativo. (1995, p. 3)

Citas directas de fuentes con números de página

Cuando la fuente sí indica el número de página en el que se encuentra el fragmento citado, este se menciona dentro del paréntesis, separado con coma del año.

Ejemplo:

Por otro lado, desde la interculturalidad crítica la educación debe construirse desde las perspectivas simbólicas y cognitivas de los mismos pueblos, como señala Comboni y Juárez: “La interculturalidad en la educación entonces significará hacerse cargo de la pluralidad cultural y lingüística del país con el fin de aprovecharlas como recurso pedagógico en la construcción de una escuela diferente” (2014, p. 22).

Citas textuales de fuentes sin números de página

Para citar de forma directa algún texto o material que no contiene números de página, puedes mencionar el número de párrafo en el que se encuentra, o bien, título o sección respectivo.

Ejemplo:

Con la adhesión de México al GATT, “las industrias mexicanas del cuero y del calzado, espacio tradicional de capitales nacionales, se sacudieron muy fuertemente, como muchos otros sectores manufactureros” (Iglesias y Rocha, 2006, párr. 1).

____

Artículos relacionados:

🤓 4 valiosos tips para redactar una tesis con claridad y precisión

🤓 27 consejos para redactar artículos académicos sin perder el sueño

____

Conclusiones sobre los tipos de citas textuales

Como he dicho antes, citar correctamente un texto o material es obligatorio para evitar que sea considerado como plagio en tu documento.

Mi recomendación es que trates de dar preferencia a la paráfrasis lo más que puedas y dejar las citas textuales solo para los casos indispensables.

Así, no solo aumentas la originalidad de tu documento, sino que además, evitas riesgos de confundirte con el formato requerido.

¿Necesitas ayuda para dar formato a tus citas textuales?

Si ya estás cansado de corregir el formato de tus citas porque siempre que haces cambios te falta algo por corregir, calma, yo puedo hacerlo por ti.

No solo para dejar tus citas bien escritas, sino también para corregir todo el documento y aplicar el formato que te piden.

Sé el estrés y el agobio que implica estar editando sin éxito, así como el tiempo y la energía que te resta esa interminable labor.

No tienes por qué seguir estancado en esa etapa y retrasando la aprobación final de tu documento.

Con mi ayuda, podrás olvidarte de eso y enfocarte en las tareas que prefieres.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.