Guía de STORYTELLING: cómo escribir historias emocionantes

Cómo escribir historias emocionantes

Ayuda a alguien más compartiendo este post 👇

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Tabla de contenido

¿A tu audiencia le gusta lo que escribes?

Derramar tu corazón en tus contenidos sin lograr que agraden a tus lectores, es como gritar palabras en un abismo sin fondo.

Sabes que tienes un mundo de conocimientos por transmitir, pero desconoces cómo envolverlos en un paquete emocionante que tus lectores adoren.

No obstante, si incluso escritores famosos como Hemingway o Steinbeck tardaron muchos años en sobresalir en su oficio, ¿cómo se supone que debes producir textos exitosos?

Simplemente te sientes abrumado.

Y cuando llega el momento de poner en marcha otra publicación, ese gran espacio en blanco con el incesante cursor parpadeante… francamente, es aterrador. Temes que la respuesta a tus esfuerzos será solo el silencio… una vez más.

Afortunadamente, tienes a tu disposición una técnica que garantiza que tus lectores anhelen cada palabra que escribas.

Y ha existido desde siempre.

El increíble poder de las historias que conquistan corazones

Como humanos, las palabras son quizás nuestra herramienta más poderosa. Han aplastado almas y construido imperios.

Así que déjame contarte una pequeña historia sobre el verdadero poder de las palabras.

Es la historia de Sherezade, una joven en la antigua Persia, que enfrentaba la ejecución, programada para la mañana siguiente.

Curiosamente, ella se había metido en esa situación a propósito: había aceptado casarse con el rey.

La primera esposa del rey lo engañó, y él se sintió tan enojado y amargado que decidió asegurarse de que nunca más volviera a suceder, acostándose con una nueva esposa virgen todas las noches y mandándola decapitar a la mañana siguiente.

Pero Sherezade no solo era increíblemente hermosa, sino también extraordinariamente inteligente. Tenía un plan para sacar al rey de su frenesí sediento de sangre.

Sherezade- Cómo escribir historias emocionantes

Todas las noches, ella le contaba una de las historias más fascinantes e hipnóticas que había escuchado, pero la interrumpía justo en su apogeo, prometiendo continuar la noche siguiente.

Y cada noche, el rey perdonó su vida por un solo día más.

Sin embargo, ¿por cuánto tiempo podría continuar ese peligroso juego?…

Echemos un vistazo al poderoso truco que empleó Sherezade.

Por qué el storytelling es tan efectivo

La necesidad de leer y escuchar historias está arraigada profundamente en nuestros cerebros.

Es la razón por la que te encanta ver películas y series. Por la que intercambias tus últimas aventuras personales con una taza de café.

La razón por la que lees cuentos para dormir a tus hijos y por la que no puedes evitar consultar tu feed de Facebook para ver las noticias de tus amigos.

Somos adictos a las historias porque nos brindan la emoción de una nueva experiencia sin arriesgarnos a sufrir dolor o dificultades. Vivimos y revivimos eventos a través de ellas.

A su vez, nuestros cerebros procesan las historias de una manera diferente.

Estas involucran una parte más profunda de nuestro cerebro de lo que podría ser cualquier explicación lógica: la parte emocional.

Nos conectamos a un nivel mucho más profundo con ellas que con la información abstracta.

El autor David Mamet dijo de manera célebre:

«La audiencia no se sintonizará para mirar información. Nadie lo haría, ni lo hará. La audiencia solo se sintonizará y se mantendrá en sintonía para ver el drama.»

Cuando lo piensas, esa es exactamente la razón por la que leemos la sección de entretenimiento, deportes e incluso las noticias de política.

Los humanos anhelan el drama, ¡así que aliméntalos con él, como con un caramelo!

En este vídeo tienes un ejemplo de cómo Apple usó una historia en un comercial para conectar con su audiencia a través de una historia:

¿Cómo usar las historias en el blogging?

Debido a que las historias se conectan tan profundamente con nuestras emociones, estas son más memorables que los simples hechos.

De hecho, según un estudio realizado por Onespot, las historias son 22 veces más memorables que los hechos.

Las historias significan EMOCIÓN y la emoción significa grabar profundamente una lección en el cerebro de tu lector.

¿Quieres una demostración? Veamos…

¿Qué consejo habrías escuchado más de cerca cuando eras niño?:

  1. «No alimentes al oso pardo; es peligroso.»
  2. «La semana pasada, el pequeño Charlie trató de alimentar al oso pardo desde el otro lado de la calle. Este le cortó el brazo y lo convirtió en un puré sangriento».

Debes admitir que la segunda.

La dura realidad es que las personas suelen olvidar la información que leen en línea, incluso la que les encantan. La vida se interpone en el camino.

Pero la próxima vez que tu lector esté parado en su cocina, preguntándose qué hornear, tal vez recuerde esa historia graciosa sobre el perro que robó la tarta de arándanos… y use exactamente esa receta de tu blog de cocina.

Finalmente, si no haces nada más que informar a tu lector con tus contenidos, estás olvidando una de las principales razones por las que acudió a ti en el primer lugar: entretenimiento.

Ya sea que lo sepan o no, los usuarios también están navegando en internet en busca de distracción. Y si puedes contar historias, harás que la lectura sea divertida, y se quedarán.

Sin embargo, quizás te preguntes si en cualquier blog puedes usar storytelling.

La narración de historias es para novelas, películas y programas de televisión, ¿verdad? ¿Pero cómo funciona en el blogging?

Averigüémoslo…

¿Sigues sin tener tu propia web?
Hoy más que nunca es indispensable que tu negocio tenga presencia en internet. Deja de pensarlo, da el paso y disfruta de los beneficios. Consigue hoy mismo un 20% de descuento en los paquetes de hosting que ofrece Webempresa. Haz clic aquí e introduce el cupón holawebempresa.

Cómo escribir historias emocionantes para tu blog

Aunque no lo creas, puedes narrar historias prácticamente sobre cualquier tema.

Si escribes en un blog de mantenimiento de autos sobre cómo cambiar la correa del ventilador, puedes contar una historia sobre cómo en una ocasión la correa del ventilador del coche de tu tío se rompió mientras se dirigía a una cita. Trató de cambiarlo y llegó cubierto de aceite de motor.

Si escribes sobre cómo calcular el área de un trapecio en tu blog de matemáticas, cuenta sobre tu entusiasmo por las fórmulas matemáticas y cómo lo descubrieron tus padres al observar que dibujabas figuras geométricas todo el día en la caja de arena.

Ningún tema es demasiado abstracto para una historia, una vez que encuentras una forma de relacionarlo con las personas.

Es ideal para publicaciones que ya tienen un tipo de flujo narrativo: guías definitivas, artículos de «Cómo hacer», estudios de casos u opiniones.

Pero también puedes emplear storytelling en las entradas que solo contienen listas simples, como una lista de recursos. Simplemente pon tu historia en la apertura o en el cierre de la publicación.

Aquí está la regla básica: puedes escribir un relato en cualquier publicación que incluya al menos un pequeño fragmento de texto continuo.

Y no se limita solo a los artículos. Puedes usar historias en tus posts de redes sociales, en tus videos y en tu estrategia de email marketing.

Ejemplos de Storytelling

1. Establece el contexto con una historia. Si tu contenido trata de obtener más seguidores en Facebook, cuenta la historia de cómo luchaste por aumentar tus seguidores hasta que aplicaste el consejo de ciertos expertos. También, puedes insertar una historia en la biografía de los participantes.

2. Enmarca tus preguntas con historias. Por ejemplo: «Amanda, sé que en tus primeros dos meses de bloguear, tenías solo 23 visitas diarias. Ahora ya son 40,000 por mes. ¿Qué herramientas te ayudaron a lograrlo?»

3. Artículos de opinión. Describe una experiencia que te llevó a formar tu opinión y descríbela en forma de historia. Por ejemplo, Alejandro Novás lo hace así en uno de sus artículos:

Historias en artículos de opinión

4. Mensajes para llamar a la acción. Pinta la historia futura del mejor de los casos y los peores escenarios posibles: ¿Qué sucederá si el lector no cambia su comportamiento? ¿Qué pasará si lo hacen? Muestra el efecto dominó de los eventos buenos o malos. Una vez que tienes una secuencia cronológica, tienes una historia: las cosas suceden una tras otra.

5. Página “Acerca de” o “Sobre mí”. El uso de historias personales en tu página «Acerca de» te hará ver como un ser humano real, no como un fantasma digital sin rostro. Elige historias que te hagan destacar, incluso si es algo incómodo.

Lucía Jiménez Vida menciona lo siguiente en su página Sobre mí:

Cómo escribir historias personales

6. Reseñas de productos. Relata la historia de cómo un producto de gestión del tiempo «salvó tu vida» o un fertilizante mató a tu planta favorita. Pero sé sincero: este no es el lugar para las historias inventadas.

7. Páginas de ventas. Usa testimonios de historias de éxito. Deja que un cliente feliz describa cómo cambió su vida después de haber adquirido tu curso online, por ejemplo.

Aquí te muestro un testimonio de la página de ventas del curso Éxito con vídeo:

8. Boletines por correo electrónico. Las historias personales ayudan a los suscriptores a identificarse contigo. Un blogger de fotografía podría contar la historia de cómo fotografió la punta de la Torre Eiffel.

Como ves, puedes usar historias para muchas cosas.

Pero, ¿por qué las historias son tan efectivas?

5 maneras en que las historias pueden mejorar tus textos

Estas son algunas de las formas en que las historias pueden darle poder a tus contenidos.

Las historias añaden claridad y credibilidad

Si quieres demostrar un punto, una historia es ideal porque muestra cómo se desarrolló en el mundo real. Es un testimonio de tu consejo.

Confiamos en la experiencia de los demás, es por eso que los testimonios funcionan tan bien. Y mostramos nuestras experiencias en forma de historias.

Pepe Romera lo hace así en un post:

Las historias se adhieren a tus lectores

Un terapeuta y un corredor de bolsa de Nueva York viven en realidades totalmente diferentes, pero ambos conocen las alegrías de una tarea bien hecha o el miedo a perder a alguien. Tienen en común las mismas emociones.

Las historias ofrecen entretenimiento y variedad

A la gente le encanta entretenerse. Entonces comparte algo divertido, escandaloso o sorprendente.

A modo de ejemplo, te muestro un fragmento de un email escrito por Néstor Marquínez, a quien le gusta mucho usar historias en sus correos:

Las historias te ayudan a ganar la atención de tu lector

El objetivo del storytelling es captar la atención del lector y atraerlo a tu contenido. Las historias lo hacen de forma natural.

Así que arroja un gancho a tus lectores, déjalos morder, y llévalos a la línea de pesca de su propia curiosidad y apetito por el drama.

Observa cómo lo hace María Bolívar en el blog de Celia Espadas:

Las historias inspiran a las personas a tomar acción

Una de las mejores maneras de cerrar tus artículos es con un llamado a la acción, invitando a tu lector a actuar ahora.

Así que usa una historia para pintar un futuro vívido e inspirador para tu lector.

Me gusta mucho cómo lo hace Arturo García en su página de Inicio:

Cómo escribir historias emocionantes que guían a tomar acción

Cómo encontrar la historia perfecta para cualquier situación

Ya convencido del poder universal del storytelling, es posible que te preguntes de dónde obtienes las ideas para esas historias.

¿Cómo encuentras esa fascinante idea que dará vida a tu contenido?

En verdad, lo que tus ideas necesitan es el ingrediente secreto que ya hemos mencionado: ¡emociones fuertes!

Si enciendes el televisor o abres una revista, siempre verás las mismas formas de drama. No tiene nada de especial, pero la gente lo ingiere como chocolate.

Cómo presentas tu contenido es mucho más importante que lo que presentas. Así que no creas que necesitas reescribir Lo que el viento se llevó.

Ya sea que tu historia cubra una sola frase, una sección completa o tu publicación completa, primero debes identificar el tema y tu objetivo.

Luego, busca una historia que los exprese de la forma más clara posible.

Simple, ¿verdad?

Bueno, por si todavía no parece simple, veamos un ejemplo específico.

Supongamos que tienes un blog de «hogar y jardín» y deseas escribir un post sobre cómo comprar muebles, en particular sobre cómo combinar colores y telas.

¿Qué tipo de historias podrías usar para mejorar tus contenidos?

Veamos algunos ejemplos.

Historias donde eres el personaje principal

La primera opción es explotar tus experiencias personales. Ya sabes que crea una fuerte conexión con tu lector.

Si alguna vez trabajaste en una tienda de venta de muebles, podrías describir alguna experiencia que tuviste.

¿Qué hay de ese trabajo de verano en una tienda de ropa que tomaste en tu adolescencia? La ropa también requiere combinaciones cuidadosas. Podrías contar la historia de tu cliente peor vestido como una analogía de una habitación llena de muebles mal coordinados.

Recuerda, todos, incluyéndote a ti, tienen innumerables historias que contar. La mayoría de la gente simplemente no se atreve a decirlas públicamente.

Las normas sociales han puesto filtros en nuestras cabezas. Así que adelante, atrévete a sacar a la gente de su fatiga diciéndoles algo emocionante y auténtico.

Mientras más resistencia interior sientas a contar tu historia, mejor. Eso indica que estás involucrado emocionalmente. Transfiere tus emociones a la página y al lector. Él te amará por eso.

Historias que hayas escuchado o leído

¿Qué te dijo tu ex compañero de habitación sobre la obsesión de su padre por los muebles antiguos? ¿Qué pasa con el gusto excéntrico de tu primo por las fundas de almohadas? ¿Y qué aprendiste de ese documental el otro día sobre cristalería?

Estamos constantemente bombardeados con una avalancha de historias de familiares, amigos, conocidos y de los medios de comunicación. Toma notas mentales.

Usa la pequeña charla aburrida en la próxima fiesta en el jardín para extraer historias interesantes de extraños (además de que te hará pasar un mejor momento que preguntar de nuevo cómo les va a los niños).

Aprovecha estas historias para plasmarlas en tus textos. Hay una razón por la que las recuerdas.

Encuentra la parte que más te interesó, ya que seguramente también será la parte más atractiva para tu audiencia.

Ebook gratis 97 fórmulas para escribir títulos llamativos

Historias que encuentras en internet

La herramienta que ofrece un suministro inagotable de historias es tu viejo amigo Google.

Si bien una búsqueda de Google desenfocada puede ser como zambullirse en un agujero de conejo, encontrar la historia correcta suele ser solo cuestión de utilizar las palabras clave correctas.

La historia misma es una fuente inagotable de grandes historias.

Por ejemplo, para escribir un artículo sobre muebles, puedes buscar en Google «estilos de muebles victorianos» y usar algún dato histórico relacionado, como la forma en que se calificó el yeso para que pareciera piedra y se utilizó el graneado en maderas para imitar una calidad superior.

Podrías escribir una historia acerca de cómo estaba de moda en la época victoriana la falsificación de superficies para parecer de mejor calidad.

En este vídeo, Steve Jobs cuenta tres historias muy interesantes que son un buen ejemplo de storytelling aplicado al marketing:

Historias de la vida de tu lector

Intenta ponerte en los zapatos de tu lector.

¿Has estado donde está ahora? Si no, dale tu mejor estimación.

¿Qué preocupaciones podrían estar en su mente en este momento?

Sea quien sea tu lector, si está leyendo un post sobre cómo combinar los muebles, lo más probable es que esté en el proceso de amueblar su casa nueva o departamento.

Entonces, ¿por qué no comenzar la publicación de esta manera?:

“¿Amueblar tu casa te está trayendo problemas?

Cortinas por aquí, alfombras por allá. El sofá finalmente encaja con el armario, pero ahora desentona con la mesa de noche.

Elegir el mobiliario de un apartamento puede ser un dolor de cabeza, especialmente cuando no estás seguro de cómo combinar todas las piezas.”

Observa cómo la mayor parte de la historia está implícita. La narración está detrás de escena. Podemos imaginar horas de prueba y error tratando de combinar diferentes muebles.

También podrías relatar la historia de tu lector indirectamente al elegir una historia personal con la que se relacionarán. Para ello, considera quién es tu audiencia: ¿con qué historias de tu vida se relacionarán mejor?

En un blog de crianza, podría tratarse de una historia sobre un bebé que acaba de nacer.

Historias imaginarias

El objetivo de una gran historia es atraer a tu lector, entretenerlo y dejarle un mensaje, y no precisamente tiene que ser cierta para lograr estos objetivos.

Entonces, si no tienes una historia, inventa una.

Por supuesto, hay límites. Nunca mientas acerca de tu biografía (educación, carrera, grandes méritos), ni de otra persona existente, y no falsifiques eventos para provocar opiniones.  A su vez, tampoco aseveres que tu historia inventada es verdadera.

Para el post del blog de muebles, podrías inventarte la historia de alguien rico, con un presupuesto casi ilimitado, que combinó mal sus costosos muebles, tanto que los huéspedes de la casa se rieron de su mal gusto.

¿Tu mensaje? Que una habitación bellamente amueblada no está limitada por el presupuesto.

_______

También te puede interesar:

⭐️La función del copywriting en el Inbound marketing

⭐️Cómo describir tus productos y servicios para vender más

________

Atrae seguidores fieles a través de la magia del storytelling

Armado hasta los dientes con herramientas para escribir historias, ahora puedes captar las emociones de tus lectores como nunca antes.

Recuerda, si has contado historias divertidas durante las cenas de vacaciones familiares o a tu mejor amigo, no te será tan difícil contarlas en tu blog.

¿Y Sherezade?…

Con enorme coraje e ingenio, logró lo impensable: después de encender la pasión del rey noche tras noche con sus emocionantes historias sobre maravillas, amor y peligro, este le perdonó la vida y la convirtió en su reina.

Sherezade salvó su propia vida, y miles de otras (las futuras novias del rey), con el fascinante poder de contar historias.

Aquí está el punto: nosotros los humanos somos tanto vulnerables como algo crueles.

Queremos vernos reflejados en los demás y a la vez, experimentar la verdad (incluso si no siempre es un hecho real). Y es por eso que nos encanta sumergirnos en el dolor y la alegría de una historia arrolladora.

Brinda a tu audiencia las historias que tanto anhelan y se comprometerán con tus contenidos.

La pregunta es: ¿tienes el coraje de aprovechar tus emociones más profundas y compartirlas con el mundo?

Porque si lo haces, tus lectores serán una audiencia muy leal.

Ahora es tu turno. ¿Sueles narrar historias en tus contenidos? ¿De dónde has obtenido las ideas? ¿Te han funcionado?

Recuerda que si necesitas mi ayuda para formular tus historias, solo tienes que escribirme.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

2 comentarios en «Guía de STORYTELLING: cómo escribir historias emocionantes»

  1. Soy una mujer simple y sencilla llena de sueños que no he podido realizar, uno de ellos es escribir un libro y por eso este web lo veo muy atractivo para comenzar a realizar uno de ellos, no se nada de literatura, ni como escribir; lo único que se es que comenzaré y eso me anima mucho.

    Responder
    • Me parece excelente que tengas ese proyecto en mente, Cristina, y me da mucho gusto que en algo pueda contribuir a impulsarte en esa decisión. Te aconsejo que anotes todas las ideas que te gustaría ver en ese libro cada vez que se te vengan a la mente. Las técnicas y métodos de escritura literaria se pueden aprender y practicar para convertirlas en habilidades.

      Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.